fbpx

En las últimas semanas se ha reportado un incremento de casos del Síndrome de Guillain-Barré en algunas regiones del Perú, lo que ha generado que el MINSA emita una alerta epidemiológica, y que nuestra población se encuentre preocupada ante esta situación; es por ello que creemos necesario hacer algunos comentarios y precisiones acerca de este problema de salud.

El Síndrome de Guillain-Barré, es una enfermedad inmunomediada que afecta el sistema nervioso periférico, caracterizada fundamentalmente por una parálisis flácida aguda de rápida evolución, que en algunas ocasiones causa debilidad en los músculos respiratorios. Es actualmente la causa más común de parálisis flácida a nivel mundial, con una incidencia estimada de 0,84 a 1,91 casos por 100 000 habitantes. La presentación de casos puede ser estacional y se ha reportado el aumento temporal de la incidencia en algunas ciudades.

En aproximadamente un 70% de pacientes se identifica que el síndrome se produce como respuesta a vacunas o a infecciones de origen viral o bacteriano. El síndrome no escontagioso. No existen reporte científico, de algún método para prevenir la aparición de este síndrome. El diagnóstico del Síndrome de Guillain-Barré, se sustenta en la evaluación clínica y se confirma con estudios neurofisiológicos y de líquido cefalorraquídeo.

El tratamiento requiere una atención multidisciplinaria que incluye como terapéutica específica, el uso de inmunoglobulina endovenosa o el procedimiento de plasmaféresis. Este síndrome ya ha sido descrito en nuestra región, y de acuerdo a datos del servicio de neurología del Hospital Regional Lambayeque, se presentan aproximadamente 10 casos anualmente. Durante el mes de mayo se presentaron 4 casos en nuestro hospital. Si bien es cierto observamos un incremento de casos nuevos, creemos que no debe ser motivo de alarma en la población; debemos recordar que no es una enfermedad contagiosa y que puede incrementarse temporalmente su incidencia.

Es por ello que debemos precisar que los hospitales ubicados en ciudades costeras como Chiclayo, Trujillo o Lima, reciben pacientes referidos de otras provincias y regiones aledañas (incluyendo regiones de sierra y selva), debido a su mejor equipamiento, lo que puede generar la falsa impresión de una gran cantidad de casos en una ciudad, cuando en realidad son pacientes provenientes de un área territorial extensa. Debemos invocar que nuestras autoridades del Ministerio de Salud y los medios de comunicación no deben alarmar a la población, ni ofrecer medidas preventivas carentes de evidencia científica. Por lo tanto, debemos aprovechar de la situación actual que ha puesto en vitrina al Síndrome de Guillain-Barré en nuestro país, siendo así la necesidad que por lo menos todos los hospitales referenciales de nuestro país, cuenten permanentemente con los medios de diagnóstico apropiados, como son los estudios neurofisiológicos y el estudio de líquido cefalorraquídeo.

También nuestros hospitales deben contar con unidades de cuidados intensivos y ventiladores mecánicos disponibles, ante la posibilidad de que los pacientes presenten insuficiencia respiratoria; y por último, nuestros hospitales deben tener a disposición inmunoglobulina y plasmaféresis, para el tratamiento oportuno de todos los pacientes. Por lo expuesto el Síndrome de Guillaín-Barré es un problema de salud de presentación estacional no contagioso, que no debe alarmar a nuestra población, sin dejar de lado que nuestros hospitales cuenten permanentemente con los medios de diagnóstico y tratamiento adecuados.

CAUSAS

  • El virus de la gripe y otros virus que producen cuadros parecidos a la gripe.
  • Bacteria Mycoplasma pneumoniae (produce neumonías atípicas y bronquitis).
  • Los virus de las hepatitis A, B, C y E Intervenciones Quirúrgicas
  • El virus del Zika.

SÍNTOMAS

  • La debilidad muscular de forma progresiva y ascendente.
  • Sensaciones de hormigueo en manos y piernas.
  • Alteraciones del ritmo cardíaco como la taquicardia (lo más frecuente) o la bradicardia u otras arritmias.
  • Retención de orina con imposibilidad para orinar.
  • Alteraciones de la tensión arterial (tanto hipertensión como hipotensión).
  • Paralización del intestino y la imposibilidad para sudar.

RECOMENDACIONES

  • Lavarse las manos con frecuencia.
  • Evitar comer en lugares de dudosa salubridad.
  • Lavar frutas y verduras que se comerán crudas.
  • Evitar contacto con personas con infecciones respiratorias.