fbpx

Una guía práctica para individuos, ciudades, gobiernos, escuelas y universidades, empresas y sociedad civil.

Guía del Día Mundial del Medio Ambiente

El 5 de junio de 2019, Día Mundial del Medio Ambiente, será un llamado a afrontar uno de los mayores retos ambientales de nuestro tiempo: la contaminación del aire. Este año China será el anfitrión de este evento que nos invita a reflexionar sobre qué cambios podemos hacer en nuestra vida cotidiana para reducir la contaminación atmosférica y así disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero y beneficiar la salud de las personas. China ha demostrado un gran liderazgo al afrontar la contaminación atmosférica en el plano nacional y este compromiso para mejorar la calidad del aire puede servir de inspiración a otros países en todo el mundo.

¿Qué es la contaminación del aire y por qué debe importarme?

Nueve de cada diez personas en el mundo respiran aire contaminado. Este es el problema de salud más importante de nuestro tiempo: provoca una de cada 9 muertes a nivel global y aproximadamente 7 millones de muertes prematuras cada año. Además de provocar enfermedades respiratorias, constituye una causa importante de infartos de miocardio, cáncer de pulmón y accidentes vasculares cerebrales. También afecta al medio ambiente: disminuye el nivel de oxígeno en los océanos, obstaculiza el crecimiento de las plantas y contribuye al cambio climático. Pero la buena noticia es que la contaminación del aire se puede prevenir. Conocemos las soluciones y podemos aplicarlas. El mundo entero debe actuar inmediatamente.

¿Cuáles son las diferentes fuentes de contaminación del aire?

Las cinco fuentes principales están relacionadas a la actividad humana y pueden evitarse con la aplicación de buenas políticas y prácticas.

1. Agricultura: el metano generado por la agricultura y la ganadería contribuye al desarrollo de ozono troposférico, lo que causa asma y otras enfermedades respiratorias. Además, es un gas de efecto invernadero muy potente que contribuye al calentamiento global. Al mismo tiempo, la combustión al aire libre para deforestar o despejar terrenos es uno de los principales factores de producción de carbono negro y contaminación por partículas.

2. Transporte: el material particulado fino (MP2,5), el ozono, el carbono negro y el dióxido de nitrógeno están asociados a las emisiones del sector mundial del transporte. Las emisiones de los vehículos provocan 400.000 muertes prematuras al año y aproximadamente US$ 1 billón en costes por daños a la salud.

3. Hogares: los principales contaminantes del aire interior son el material particulado (MP), el monóxido de carbono, el plomo y el mercurio. Estos provienen de las emisiones de combustibles contaminantes, así como de las estufas y cocinas de combustión al aire libre o sin ventilación y de bajo rendimiento. La contaminación del aire interior provoca 4,3 millones de muertes prematuras cada año.

4. Industria: el sector industrial emite grandes cantidades de monóxido de carbono, hidrocarburos, material particulado y sustancias químicas.

5. Residuos: la quema de residuos libera dióxido de carbono, metano, material particulado y otras toxinas. La combustión de desechos al aire libre está asociada principalmente con la emisión de contaminantes orgánicos persistentes, que se pueden introducir en la cadena alimentaria.

¿Por qué la contaminación del aire es un asunto urgente?

– Salud

Cada vez hay más pruebas abrumadoras de los efectos de la contaminación del aire en la salud humana. Tradicionalmente, la contaminación del aire se ha asociado a las enfermedades cardiovasculares y respiratorias. Sin embargo, en los últimos años también se la ha vinculado con la diabetes, mayores riesgos de demencia, trastornos del desarrollo cognitivo y disminución de la inteligencia. Además, provoca aproximadamente 7 millones de muertes prematuras cada año en todo el mundo.

– Derechos humanos

Al menos 155 países reconocen el derecho constitucional a un ambiente saludable. Los compromisos relativos al aire limpio están implícitos en varios instrumentos internacionales de derechos humanos, tales como la Declaración Universal de Derechos Humanos y el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales.

– Aire Limpio y Objetivos de Desarrollo Sostenible

La garantía del derecho a respirar aire limpio está estrechamente relacionado con el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible: una vida sana para todos, ciudades sostenibles, acceso universal a una energía limpia y medidas eficaces para combatir el cambio climático.

– Clima

Varias de las fuentes de la contaminación del aire y del cambio climático son las mismas, por lo que ambos asuntos están intrínsecamente relacionados. Las medidas de control de la contaminación atmosférica pueden reducir las emisiones de contaminantes climáticos y mejorar la calidad del aire en el plano local. Si pudiéramos reducir los contaminantes como el metano, el carbono negro y el ozono troposférico, podríamos disminuir hasta 0,5 ˚C el calentamiento global en las próximas décadas, y al mismo tiempo evitar 2,4 millones de muertes prematuras y más de 50 millones de toneladas de pérdidas de cultivo cada año.

– Medio ambiente

Los contaminantes atmosféricos pueden tener graves efectos en el medio ambiente. Pueden cambiar o disminuir los nutrientes de los suelos y cursos de agua, poner en peligro las fuentes vitales de agua dulce, dañar los bosques y reducir el rendimiento de los cultivos, introducir toxinas y metales pesados en la cadena alimentaria y deteriorar los iconos culturales como monumentos y estatuas.

– Economía

La repercusión económica más evidente de la contaminación del aire son los gastos de salud pública. Cada año, este problema le cuesta a la economía mundial más de US$ 5 billones en gastos de asistencia social. Los efectos son más nefastos en los países en desarrollo, donde en algunos lugares las pérdidas por asistencia social representan casi el 7,5 % del PIB.

¿Cómo pueden participar los gobiernos?

Pueden aprovechar el Día Mundial del Medio Ambiente para tomar medidas en favor de un aire limpio.

Proponemos algunas ideas:

• Comunicar la adopción de nuevos requisitos en el sector industrial para reducir los contaminantes atmosféricos nocivos.

• Comprometerse a eliminar progresivamente los automóviles con base en gasolina y diésel.

• Anunciar más inversiones en fuentes de energía renovable.

• Comprometerse a poner en práctica planes nacionales relativos a la calidad del aire con ocasión del Día Mundial del Medio Ambiente.

• Comprometerse a controlar la calidad del aire y evaluar las fuentes de contaminación para combatirlas y proteger a los ciudadanos de las toxinas perjudiciales. Solo 1 de cada 10 ciudades cuenta con medidas de calidad del aire que cumplen con las normas de la Organización Mundial de la Salud.

• Anunciar su asociación a la red de ciudades de la campaña Respira La Vida, dirigida por ONU Medio Ambiente, la Coalición Clima y Aire Limpio, la Organización Mundial de la Salud y el Banco Mundial.

¿Cómo pueden celebrar las ciudades?

¿Por qué no usar el Día Mundial del Medio Ambiente para comprometerse a reducir las emisiones e invertir en investigación y desarrollo en favor de nuevas formas de negocios más limpias?

Proponemos algunas ideas:

• Comprometerse a usar materiales reciclables para la fabricación de sus productos.

• Organizar un evento en la empresa para plantar árboles el 5 de junio.

• Garantizar que sus fuentes de energía son renovables.

• Considerar la utilización de aire fresco o sistemas de refrigeración ultra eficientes sin hidrofluorocarbonos para ventilar sus instalaciones.

• Comprometerse a equipar la flota de la empresa con vehículos eléctricos o de bajas emisiones. • Pensar cómo se pueden reducir las emisiones de contaminantes atmosféricos provenientes de sus instalaciones y cadenas de suministro.

• Pensar cómo se pueden reducir las emisiones de contaminantes atmosféricos provenientes de sus instalaciones y cadenas de suministro.

¿Cómo pueden celebrar las escuelas y universidades?

El Día Mundial del Medio Ambiente puede ser una plataforma para que los estudiantes y los funcionarios del sector de la educación lideren la lucha por un planeta sin contaminación del aire, y pidan a sus Gobiernos y escuelas que realicen la transición hacia fuentes de energía más limpias.

Estas son algunas de las acciones que pueden realizar las instituciones educativas:

• Organizar un evento para plantar árboles durante el Día Mundial del Medio Ambiente en el que los estudiantes traigan sus propias semillas.

• Pedir a los profesores que este día se dediquen exclusivamente a enseñar sobre sostenibilidad y calidad del aire.

• Apoyar a los estudiantes en la creación de clubes ambientales en el campus. Esto puede ayudar a los jóvenes a ser innovadores y aportar ideas para combatir la contaminación del aire.

• Aprovechar el Día Mundial del Medio Ambiente para comprometerse a usar energía renovable en los campus.

• Considerar la instalación de monitores para controlar la calidad del aire en el campus y la zona adyacente, para que la comunidad sea consciente del aire que respira.

• Comprometerse a proporcionar autobuses eléctricos y crear carriles para bicicletas en los campus.

• Crear zonas en los alrededores de las escuelas en las que esté prohibido estacionar y permanecer con el motor encendido.

¿Cómo puede participar la sociedad civil?

En el Día Mundial del Medio Ambiente, todos deberíamos pensar en consumir de manera más sostenible y reducir la contaminación del aire en nuestra vida cotidiana.

Algunas sugerencias prácticas para empezar:

• Comprometerse a utilizar más los medios de transporte públicos, desplazarse en bicicleta, caminar o compartir los trayectos en automóvil siempre que sea posible.

• Comprometerse a no quemar basura.

• Organizar una actividad para plantar árboles con su comunidad durante el Día Mundial del Medio Ambiente, una forma efectiva de abordar la contaminación del aire en ciudades.

• Organizar un evento de limpieza del medio ambiente con la comunidad y compañeros de trabajo.

• Aprovechar el Día Mundial del Medio Ambiente para pedir a las autoridades locales que proporcionen datos oportunos y regulares sobre la calidad del aire, y solicitar leyes para controlar los principales gases contaminantes.